Leyendas de terror cortas los Dao

Leyendas de terror cortas los Dao

Los genios son seres mágicos que viven en los planos elementales de aire, fuego, tierra y agua. Los Dao son genios del plano elemental de tierra. Su figura se asemeja a la de un humano translúcido, carente de extremidades inferiores, en su lugar se encuentra solamente una punta; tienen barba y cabello largos; además son invisibles al ojo humano. Tienen la habilidad para atravesar paredes y seres vivos, desplazarse a grandes velocidades, convertirse en seres humanos y suplantar a familiares y conocidos.

Los Dao son seres espirituales malvados y de inteligencia media-alta. Les gusta presentarse en el plano material primario para hacer el mal, aunque pueden viajar a cualquier plano elemental o astral. Cuando se encuentran en nuestro mundo suele ser por invocación de algún hechicero o sacerdote. Su magia les permite hacerse invisibles, adoptar forma gaseosa, crear fuerzas espectrales, muros de piedra y causar errores en la orientación de sus víctimas.

Habitan en un gran laberinto subterráneo, en el centro del cual vive el Kan (el Dao elegido para gobernar). Son enemigos de los Djinn y amigos de los Éfrits. Generalmente usan joyas como aros y brazaletes ya que son dominados a través de estos, convirtiéndolos en esclavos del poseedor.

El dominio de un genio es muy peligroso. Se sabe que sólo Dios puede encadenarlos a un objeto mágico para que cumplan con ciertas cláusulas. Según cuentan las leyendas de terror cortas; la mayoría de los genios atados a un objeto encantado fueron obra del rey Salomón, quien poseía el anillo con la piedra Schamir, aquella que dominaba las voluntades de los espíritus. Los genios debían ser utilizarlos para la construcción de un magnífico templo y todos aquellos que se resistieron fueron embotellados con el poder del anillo, en nombre de Yahvéh. Después fueron encadenados a otros objetos mágicos, de los cuales no podían salir sin autorización del poseedor, al que debían servir cumpliendo sus órdenes (generalmente, 3 deseos).

De aquel anillo se dice que ha sido guardado en el Arca de la Alianza, junto a los Diez Mandamientos.

Author: Doris

Share This Post On